31 de diciembre del 2020

¿Cuándo decidí emprender mi propio negocio?

volver al blog

Último día del año estrenando el blog con mi mejor decisión de este 2020: EMPRENDER. Y que mejor que contaros un poco como surgió todo.

Siempre he sido una persona inquieta y poco conformista, va con mi personalidad de sagitario. Siempre (incluso de pequeña) he buscado maneras de superarme a mi misma, de aprender, de no conformarme con cualquier cosa, de ponerme metas... ya que creo que es la única manera de llegar a todos los objetivos que te propongas. Y para superarse hay que arriesgar amiga, es así.

Volviendo al motivo de este post, tuve un punto de inflexión en mi vida cuando empecé a desmotivarme con mi profesión y fue a raíz de una mala experiencia con un jefe en un trabajo a jornada completa. No nos entendíamos, siempre era todo un problema, nunca podía ser yo misma y empecé a dudar de mi talento y profesionalidad hasta llegar al punto de entrar en un bucle constante de negatividad. No solo con mi trabajo sino con mi vida en general y llegué a pensar incluso si realmente quería dedicarme a esto el resto de mi vida. Fue muy duro sentir eso, nunca me había pasado y estaba destrozada.

Un día, de repente, me di cuenta que el problema no era mío sino de él. Dedicaba todas sus fuerzas en ningunearme, en hacerme sentir mal y en dejar claro que no servía para eso, pero la realidad era que esas malas formas eran de su propia inseguridad y falta de empatía hacia los demás. Así que ese día tuve claro que NUNCA MÁS aguantaría otro jefe/a y que a partir de ahora dedicaría toda mi energía en conseguirlo por mi misma. En ser mi propia jefa, en tomar mis propias decisiones y, sobretodo, CREER EN MÍ.

Y allí surgió todo: empecé a buscar colaboradores y a darme a conocer a gente que me interesaba, empecé a dedicar horas después de mi jornada laboral a re-diseñar mi portfolio, a publicar en Instagram, a interactuar con mi comunidad... y aquí estoy después de 6 meses, trabajando muchísimas más horas que antes pero disfrutando de mis propias decisiones y errores. Emprender no es fácil (que no te digan lo contrario) pero la sensación de saber que estás haciendo lo que debes es increíble. Y me quedo con eso.

Si estás en ese punto de inflexión, si no sabes si emprender porque tienes miedo, si crees que tu vida pasa y no la aprovechas, si tienes la sensación de que no encajas en este sistema laboral, si notas que tienes un don y que necesitas mostrarlo para ser tu mismo/a... mi respuesta es SÍ: emprende, arriesga, fracasa, levántate, gana y disfruta. Vida solo hay una, cree en tus instintos y pensamientos. Si no lo haces tú, nadie lo hará por ti.

Feliz 2021 emprendedor/a. Que este año sea el comienzo de tu nueva vida.

Marina

COMPARTE ESTE POST
Comentarios
Ver más

Hola! Hace muy poquito que te descubrí por Instagram y empecé a seguirte!
Soy de Bolivia, al otro lado del mundo y también soy diseñadora. Ahora mismo estoy haciendo un máster con la finalidad de obviamente aprender mucho más, pero eventualmente emprender y abrir un estudio creativo. Se que varía mucho el país, pero quería preguntarte cómo hiciste para conseguir clientes, seguramente no te llovieron miles a la primera. Esa es uno de mis mayores temores, ni conseguir clientes y bueno, la competencia. Cómo lidiaste con esto?
Me gusta mucho tu trabajo!! Felicidades!
Saludos y buen 2021!!

Hola Claudia! Mil gracias por seguirnos, es un honor saber que mi trabajo llega hasta tan lejos 🙂

Al principio siempre da miedo ya que nadie te conoce y tienes que empezar desde 0 pero lo más importante es tener una buena base, creer en ti, trabajar duro y darte a conocer. Yo empecé escribiendo a estudios y agencias que me interesaban por su estilo y tipo de clientes, ofreciéndoles mis servicios como freelance y gracias a ellos he conocido clientes que luego han trabajado directamente conmigo.

No es fácil ni rápido pero si trabajas duro, no te rindes y pones todas tus ganas en tu proyecto, vas a conseguir todo lo que te propongas 🙂

Un abrazo,
Marina